admitir al otro tal y como es