LIBROS PARA EDUCAR EN VALORES: El cazo de Lorenzo de Isabelle Carrier

 

Comenzamos la semana como siempre, con una recomendación literaria. La de hoy viene firmada por Isabelle Carrier, su título El caso de Lorenzo una historia simple y perfecta para trabajar la aceptación de la diferencia.

 

La historia de Lorenzo es la historia de miles de niños, niños que tienen que convivir cada día con algo que les hace diferentes al resto. En el caso de Lorenzo su diferencia es un cazo, un cazo rojo que no sabe muy bien por qué un día se le cayó encima y ahora lo tiene que llevar a todas partes.

Y la verdad es que este cazo se le pone bastante difícil.

Se le atasca…
 
…le impide avanzar
 

 

 

 
 
 […] tiene que hacer el doble de esfuerzo 
 que los demás para llegar…

 

Y ante semejantes situaciones qué hace Lorenzo, pues lo que haríamos todos: se enfada, se enfada muchísimo consigo mismo y con los demás. Se enfada tanto que acaba perdiendo los papeles. Lo único que le gustaría a Lorenzo es librarse de este maldito cazo, ese cazo cruel que todo lo pone difícil  y ser como los demás. Pero no puede, el cazo va a estar ahí siempre por lo que Lorenzo decide esconderse, meterse dentro de él para convertirse en invisible y así, poco a poco, probablemente la gente se olvide de él.

 

La historia afortunadamente no acaba aquí.

 

En la vida de Lorenzo aparece alguien extraordinario, que le da las fuerzas necesarias para sacar la cabeza del cazo, para salir de ese aislamiento que le llevaba, sin remedio, a la inadaptación social. Alguien que le ayudó a encontrar sus puntos fuertes, sus talentos, sus habilidades porque el hecho de tener un cazo no significa que no valgas para nada, solo estás limitado en algunos aspectos de tu vida. A Lorenzo su amiga le ayudó a transformar su ira y su dolor en un talento creador y  a convivir con sus limitaciones.

El cazo sigue estando ahí,
pero es más discreto.

 

Un libro precioso que pese a la profundidad de lo que allí se nos cuenta destaca por la simplicidad y dulzura con la que está narrado y por la limpieza de unas ilustraciones que nos conducen directamente a la empatía con su protagonista.  Todos los niños entenderán, con su genial y simple metáfora del cazo, a Lorenzo y las dificultades que encuentra en su vida que le impiden vivirla como a él gustaría. Pero también entenderán que a Lorenzo no hay que tenerle pena, hay que ayudarle, hay que darle una oportunidad porque seguro que tiene muchas cosas que ofrecernos. A Lorenzo hay que enseñarle que el cazo no le hace inútil, simplemente le pone las cosas más difíciles.

 

 

Un libro que ha sido recomendado porLa FEAPS, la Confederación Española de Organizaciones en favor de las Personas con Discapacidad Intelectual.

 

Aunque pensándolo bien, no somos todos un poco Lorenzo. ¿Quién no tiene un cazo colgado que tiene que aprender a llevar, que tiene que aprender a convivir con él? El libro de Isabelle Carrier es una metáfora perfecta para enseñarnos a padres, profes, abuelos, niños… a aceptar y ayudar al diferente pero también a observar, descubrir y aceptar nuestras propias capacidades y limitaciones. Porque todos las tenemos y seremos mucho más felices si en vez de negarlas, ocultarlas o escondernos tras ellas, aprendemos a vivir con ellas y sacarles su lado bueno.


Te puede interesar:

Deja tu comentario


Doce − Ocho =