MÚSICA CLÁSICA PARA NIÑOS: El retablo de Maese Pedro de Manuel de Falla

Autoretrato de Winaretta Singer
.
.
Durante casi cincuenta años, la princesa Edmond de Polignac -de soltera Winaretta Singer y como tal heredera de la famosísima empresa de máquinas de coser Singer Corporation– se convirtió en una de las más destacadas y prolífica mecenas de la escena parisina. Su salón ubicado en la Avenue Henri-Martin se consideraba el refugio de la música de vanguardia de la época, y en él comenzaron compositores como Claude Debussy, Gabriel Fauré o Maurice Ravel (este último le dedicó a la princesa su obra para piano Pavane pour une infante défunte) además de inspirar varios de los relatos de Marcel Proust. Muchas de las evocaciones que encontramos en su obra sobre la cultura de salón nacieron durante su asistencia a los conciertos en el salón de los Polignac.
.
.
El matrimonio de Edmond de Polignac y Winnaretta Singer fue un mariage blanc (matrimonio no consumado) entre dos homosexuales que se profesaron un profundo amor, mutuo respeto y entendimiento y gran amistad artística, expresada especialmente a través de su amor por la música.
.
.
Una labor de mecenazgo a la que Winnaretta Singer-Polignac dedicó toda su vida, en un primer momento acompañada de su segundo marido el príncipe Edmond de Polignac y a la muerte de este sola, decidiendo honrar la memoria del príncipe con trabajos que encargaba a jóvenes compositores de la época como Igor Stravinsky, Erik Satie, Darius Milhaud, Francis Poulenc y Germaine Tailleferre o Manuel de Falla. Precisamente el encargo que la princesa de Polignac realizó a Manuel de Falla es la obra sobre la que hoy nos vamos a detener.
.
.

Proust y amigos. Winnaretta  sentada en el medio de la imagen, Proust aparece en la parte posterior, tercera persona desde la izquierda

.
.
En 1918  la princesa de Polignac encargó a Falla una obra para teatro de títeres con la intención de que fuese estrenada en el teatro privado de su Palacio de París. La princesa otorgó plena libertad al compositor gaditano, únicamente le sugirió que la obra fuese escrita para una orquesta reducida:
.

…tenía la impresión de que, después de Richard Wagner y Richard Strauss, la época de las grandes orquestas se había acabado y que sería muy agradable volver a las orquestas más pequeñas de instrumentos e instrumentistas bien elegidos...

.
Y así lo hizo Falla. El único pero que le podríamos poner, que no debió dejar muy contenta a la princesa, es que tardó cinco años en completar un proyecto escrito para orquesta de cámara y cantantes que recibió el título de El retablo de Maese Pedro.
.
.
.
.
Una espera que mereció la pena y abrió una nueva etapa en la carrera compositiva de Manuel de Falla dejando de lado los rasgos andalucistas de obras como El amor Brujo para abrazar el neoclasicismo -corriente estética del periodo de entreguerras liderada por Igor Stravinsky-, además de servirle a Falla para continuar con una maravillosa costumbre que tenía desde niño: representar con marionetas episodios de El Quijote.
.
.
.
.
Y es que Falla decidió convertir al Hidalgo don Quijote en el protagonista de esta obra, rescatando para su libreto uno de esos episodios que tan bien conocía, concretamente el capítulo XXVI de la 2º parte de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.
.

En él se relata el encuentro en una venta de Don Quijote con Maese Pedro que está representando una historia con su espectáculo de títeres. Mientras Maese Pedro maneja los muñecos, un muchacho, el trujamán (intérprete aclarador) va narrando la historia de los misterios del retablo. El espectáculo representado en dicho teatrillo recrea la liberación de Melisendra, un personaje más de las múltiples leyendas de caballería que tan bien conocía Don Quijote. De ahí que el Hidalgo corrija los dos primeros errores en la narración del trujamán. Pero al tercer error, el Caballero de la Triste Figura, incapaz de separar literatura de vida, ficción de realidad se levanta y destroza el teatrillo descabezando a los títeres y ofreciendo su victoria a Dulcinea..

.

…Y, diciendo y haciendo, desenvainó la espada, y de un brinco se puso junto al retablo, y, con acelerada y nunca vista furia, comenzó a llover cuchilladas sobre la titerera morisma, derribando a unos, descabezando a otros, estropeando a éste, destrozando a aquél, y, entre otros muchos, tiró un altibajo tal, que si maese Pedro no se abaja, se encoge y agazapa, le cercenara la cabeza con más facilidad que si fuera hecha de masa de mazapán”.

.

.

 Imagen de la representación que tuvo lugar en Ámsterdam en 1926 con un joven Luis Buñuel en la dirección artística.
.
.
El retablo de Maese Pedro fue interpretado con gran éxito en el Palacio de la princesa Polignac el 25 de junio de 1823, tres meses antes había sido estrenado en Sevilla.
.
Os dejamos una estupenda versión con la que esperamos que disfrutéis mucho.
.
.
Más música para niños
Los TALLERES de RZ100arte
Las artes plásticas del s. XX al alcance de los más pequeños

A partir de una historia, una anécdota o una experiencia personal del artista y desde la práctica y el disfrute introduciremos a nuestros niños, de una manera lúdica y amena, en algunas de las principales técnicas, escuelas o estilos que se desarrollaron en las artes plásticas del s. XX, ampliando con ello su imaginario y ofreciéndoles técnicas y herramientas con las que puedan crear, desarrollar su imaginación y por qué no, con las que puedan disfrutar del arte de cualquier época.

JugARTE: Matisse, Klee, Miró… te lo cuentan

Jugart: …. te lo cuenta utiliza la predisposición natural del niño hacia las imágenes para introducirles en el universo pictórico de un artista plástico, acercándoles a través del juego y el entretenimiento algunas de sus obras más conocidas a partir de las cuales contaremos una historia sobre la que posteriormente ellos pintarán.

Historias contadas con música

La música clásica está llena de historias fantásticas protagonizadas por bellas princesas, ogros malvados o aprendices de brujos bastante patoso. Historias sobre museos, sobre pájaros encantados o sobre ciudades en otro tiempo gloriosas y hoy sumergidas en el agua. En “Historias contadas con música” utilizaremos algunas de estas maravillosas obras para mostrar a nuestros niños que la música, sin necesidad de imágenes visuales ni de palabras, también habla y nos cuentas cosas.

Mirar a través. Un cuadro. Una historia

Un ciclo de talleres que además de proporcionarles un rato delicioso observando, imaginando y haciendo arte; de formentar su imaginación y su capacidad de concentración y memoria son una posibilidad magnífica para iniciar a los niños, de una manera absolutamente lúdica, en el camino hacia el disfrute artístico.

Las 10 obras mas famosas de la música clásica contadas para ti.

El ciclo Las 10 obras más famosas de la música clásica está concebido como un curso de diez clases para adultos que les guste la música clásica y deseen poder disfrutarla con intensidad. 10 sesiones en las que de una manera clara y con un lenguaje cercanodesmenuzaremos esas obras tan “respetadas” de la música clásica para ofrecer pautas de escucha que permitan a nuestro auditorio disfrutar y hacer disfrutar de ellas.

A través de El Jardín de las delicias

El presente taller utiliza la predisposición natural que tienen nuestros niñ@s hacia las imágenes para acercarles en el V centenario de la muerte de El Bosco, desde el juego y el entretenimiento El Jardín de las Delicias una de sus obras más significativas, conocidas y apreciadas.

Monstruos mitológicos. La mitología al alcance de los más pequeños

Una ruleta, 15 monstruos, 15 excusas para introducir a nuestros niños, de una manera amena y sencilla, en el fascinante mundo de la mitología. De cuál hablamos únicamente depende de la mano inocente que haga rodar la ruleta. Las posibilidades muchas, incluso nos puede tocar hablar de cómo la mitología griega está presente hasta en su querido Harry Potter.

Las 10 obras más famosas de la música clásica contadas para niños

¿Te gusta la música clásica? ¿Te gustaría disfrutarla junto a tus hijos, nietos, sobrinos…? Si la respuesta es sí pero no sabes cómo hacerlo, éste es tu curso. A través de juegos, videos, bailes, canciones, historias, teatros… desmenuzaremos esas obras tan “respetadas” para daros las pautas de escucha necesarias con las que disfrutar y hacer disfrutar con ellas.

Te puede interesar:

Deja tu comentario


uno × 4 =