Historias contadas con música

Volver a talleres

Historias contadas con música

|

Tiempo: dos horas (cada sesión)

Edad a la que va dirigida:

  • Taller infantil ( a partir de 7 años)
  • Taller familias (niños a partir de 4/5 años)

Necesidades:

  • Proyector
  • Reproductor música

 

La música clásica está llena de historias fantásticas protagonizadas por bellas princesas, ogros malvados o aprendices de brujos bastante patoso. Historias sobre ciudades en otro tiempo gloriosas y hoy sumergidas en el agua, historias sobre museos, sobre pájaros encantados… Historias contenidas en obras normalmente escritas a partir del s. XIX dentro de lo denominamos música programática y que nacieron con la intención de contar o mejor dicho evocar lo que allí se hallaba escrito.

En el presente ciclo, pensado tanto como sucesión de talleres de frecuencia semanal como sesiones independientes de dos horas de duración, utilizaremos algunas de las obras más maravillosas que forman parte de este repertorio para mostrar a nuestros niños que la música, sin necesidad de imágenes visuales ni de palabras, también habla y nos cuentas cosas.

 

Las obras elegidas

  • Sherezade de Rimsky Korsakov
  • El pájaro de fuego de Igor Stravinsky
  • Cuadros de una exposición de M. Mussorgsky
  • Peer Gynt de Edward Grieg
  • La catedral sumergida de Claude Debussy
  • El carnaval de los animales de Saint Saens
  • Sinfonía fantástica de Hector Berlioz
  • Pedro y el lobo de Sergei Prokofiev
  • Historia de Babar el elefantito de Francis Poulenc
  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas
  • Sinfonía de los Juguetes de ¿Haydn?

 

En cada taller de dos horas de duración desde un enfoque absolutamente lúdico y con una metodología dinámica, divertida y activa -en donde los niños además de escuchar, imaginar, jugar, representar… crearán su propia música- se trabajará una de las obras antes comentadas. Esto da pie a que la estructura del ciclo sea totalmente flexible pudiendo contratar desde un único taller de dos horas de duración al ciclo completa de veinte horas (diez talleres).

 

Una serie de talleres que además de fomentar su gusto por la música clásica y mostrarles cómo la música es capaz de hablar y contar cosas, sin la obligación sino el complemento de imágenes visuales, les ayudará a desarrollar la memoria, la concentración, la capacidad sonora y les estimulará la imaginación de modo que todo el juego musical sea capaz de dar forma a lo invisible.

Más talleres para niños