LIBROS PARA EDUCAR EN VALORES: Stelaluna de Janell Cannon

Comenzamos nueva semana y como siempre, lo hacemos con una recomendación literaria. El título de hoy Stelaluna un libro perfecto, además de tener unas ilustraciones bellísimas, para hablar de temas como la adaptación, la fraternidad, la identidad, la familia… Lo firma Janel Cannon.

 

 

Stelaluna es un pequeño murciélago que tiene una existencia absolutamente feliz al lado de su mamá y de su gente, hasta que un día el ataque de un búho hace que pierda a su familia y tenga que refugiarse en el nido de una mamá pájaro y de sus hijitos.

 

Una
noche, cuando Mamá Murciélago seguía
el intenso olor de la fruta madura, 
un búho la descubrió.
Volando silenciosamente,
aquella gran ave se lanzó sobre los murciélagos.
Esquivándolo
y chillando, Mamá Murciélago intentaba escapar, 
pero el búho atacaba una y otra
vez, hasta que chocó con Stelaluna en el aire.
 Sus alas de bebé eran tan
débiles e inútiles como el papel mojado.
Stelaluna
empezó a caer. 
[…]
Stelaluna cayó de cabeza en un nido
suave y blando, 
asustando a los tres pajaritos que
vivían en él.

 

.
A partir de este momento su mundo se va a ver alterado por completo y comienza una nueva historia de adaptación, de convivencia y, por supuesto, de amistad que llevará en un primer momento a este precioso murciélago blanco a renunciar a sus gustos, a sus costumbres en un intento desesperado de no ser diferente, de poder convivir siguiendo y asumiendo las normas de la nueva familia. Stelaluna renunciará a colgarse de las patas, a comer fruta e incluso aprenderá a poner buena cara cuando coma los repugnantes insectos que les da mamá pájaro.
.

Stelaluna
aprendió a ser como los pájaros. 

Estaba despierta todo el día y dormía por la
noche. 

Comía insectos aunque sabían horriblemente.
 Sus costumbres de murciélago
iban desapareciendo de prisa. 

Excepto una: a Stelaluna todavía le gustaba
dormir colgada de las patas.

.

 

Una
vez, aprovechando que mamá se había ido, 

los curiosos pajaritos decidieron
probarlo.

 Cuando Mamá Pájaro regresó a casa […] detuvo a Stelaluna y le dijo:
 

—Estás
enseñando a mis hijos a hacer cosas malas. 

No te dejaré entrar en este nido a
menos que prometas 

obedecer todas las normas de esta casa.

 
Stelaluna
lo prometió. 

Comía insectos sin hacer muecas, 
dormía en el nido por la noche y
no se colgaba de las patas. 
Stelaluna se comportaba como un pájaro bueno.

 

.
La historia por supuesto no acaba aquí, Stelaluna volverá a encontrar a su mamá y tendrá la oportunidad  de enseñarles a sus hermanos cómo es realmente la vida de un murciélago. Todos aprenderán que es posible ser iguales y diferentes a la vez y que precisamente la amistad significa que superemos esas diferencias:
.
Ojalá vosotros también pudierais ver en la oscuridas- dijo Stetaluna.
—Ojalá tú pudieras posarte de pie
—respondió Flitter, Pip y Flap asintieron con la
cabeza.
Se quedaron allí arriba en silencio un buen rato.
—¿Cómo podemos ser tan distintos
y sentirnos tan iguales? —meditó Flitter.
—¿Y cómo podemos sentirnos tan distintos
y ser tan iguales? —se preguntó Pip.
—Creo que eso es todo un misterio —pió Flap.
—Estoy de acuerdo —dijo Stelaluna—.
Pero somos amigos. Y eso sí que está claro.
.
.
Estupendo libro, estupenda historia y estupenda autora Janell Cannon que se ha hecho todo una brillante carrera en este difícil campo de la literatura infantil con unos libros que suelen tener por protagonistas animales que bien podríamos considerar siniestros, feos o poco apropiados para los niños pero que en sus manos, apoyada en esas maravillosas y detallistas ilustraciones, se convierten en personajes adorables que nos dan estupendas lecciones de vida.

 

 Os dejo algunos de sus título. Stetaluna concretamente fue editado en castellano por la Editorial Juventud en 1994.

 



Te puede interesar:

Deja tu comentario


diecinueve + 18 =