LIBROS PARA EDUCAR EN VALORES: La sombrerería mágica

Volver al blog

LIBROS PARA EDUCAR EN VALORES: La sombrerería mágica

autoestima | Educar en valores. Libros para trabajar... | Wimmer Sonja

Comenzamos la semana, como todos los lunes, con una recomendación literaria. Su título La sombrerería mágica y la firma Sonja Wimmer. Una preciosa historia que nos habla de la importancia de ser uno mismo y de descubrir los tesoros que todos llevamos escondidos en nuestro interior.

.

portada

.

La historia de hoy está situada en un pequeño pueblo que un día se levanta y se da cuenta que en mitad de su plaza mayor han instalado una sombrerería.

.

sombreros3

.

Y como suele ocurrir en los pueblos, la novedad no fue muy bien acogida. Todo el mundo chismorreaba y miraba de reojo la pequeña tienda pero ninguno se decidía a aceptarla pues temían que alterara el buen orden de su tranquilo pueblo:

.

-¿Quién necesita aquí sombreros?- preguntaban algunos vecinos.

[…]

-¡Qué malos modales! Presentarse así, de esa manera.

.

sombreros4

.

Y así pasaron los días hasta que por fin un vecino de nombre Miguelito Miedoso decidió entrar en la tienda.

.

sombreros5

.

Y, ¿sabéis lo que pasó? Pues que de la tienda salió un nuevo Miguel. Un Miguel seguro, confiado, sin miedos ni timideces y por supuesto, con un sombrero en la cabeza.

.

sombreros6.

Y no fue el único. A Miguel le siguieron otros vecinos que decidieron entrar en ese lugar mágico del que cada uno salía con un sombrero diferente en su cabeza y lo es mucho más important,  haciéndoles encontrar la mejor versión de ellos mismos. La chica triste sale de la tienda con un sombrero del que salen mariposas y difundiendo sonrisas y alegría. Al alcade, el ser más engreído, ostentoso y creído del pueblo le entregan el sombrero más pequeño que os podáis imaginar y sorprendetemente le encanta.

.

sombreros1.

Y hasta aquí voy a leer. Únicamente decir que un día, el viento se lleva todo rastro de la sombrería y gracias a ello, los habitantes descubren que los logros que habían conseguido no venían de los sombreros sino de ellos mismos, de su interior.

 

.

.

Preciosa historia que no habla de autoestima, de búsqueda interior, de autenticidad de una manera realmente mágica gracias a la pluma y a las preciosas ilustraciones de Sonja Wimmer que como siempre nos invitan a soñar y nos ayudan a sacar la mejor de nuestras sonrisas.

 

Ilustrar para mi es la oportunidad de aportar un poco de luz a la gente,

de hacerles reír, conmoverse, reflexionar y soñar.

Sonja Wimmer
.

sombreros-final

.

También te puede interesar
Más títulos que te pueden INTERESAR
[products columns=»3″ orderby=»title» order=»» ids=»2506, 150, 4081″]

Te puede interesar:

Deja tu comentario


trece + doce =