RZ100arte en la Biblioteca Luis Martín Santos de Vallecas

Volver al blog

RZ100arte en la Biblioteca Luis Martín Santos de Vallecas

- | ARTES PLÁSTICAS | Mirar a través. Un cuadro. Una historia

Durante el mes de octubre he tenido la suerte de compartir mis tardes de viernes con un estupendo grupos de chavales de 6 a 10 años en la Biblioteca Luis Martín Santos de Vallecas a los que les he acercado algunas de las obras más relevantes de la historia de la pintura descubriendo con ellos las historias y los secretos que en ellas se esconden. Los elegidas, una por sesión, fueron Las cuatro estaciones de Arcimboldo, Las Meninas de Velázquez, La Mona Lisa de Leonardo da Vinci y El carnaval de Arlequín de Joan Miró. Os dejo algunas fotos y una pequeña sinopsis de cada una de las sesiones.

.

LAS CUATRO ESTACIONES de ARCIMBOLDO

En esta sesión nos convertimos en detectives de cuadros para descubrir cuál es la característica común de todos los cuadros de Arcimboldo y cómo en este caso concreto había representado cada una de las estaciones. Todos los talleres acaban con una parte práctica en la que cada uno de los participantes crea su propia versión del cuadro trabajado. Sus otoños realizados con un collage de frutas cual Arcimboldo no tuvieron desperdicio.

.

LAS MENINAS de VELÁZQUEZ

En la segunda sesión teníamos que descubrir la historia que se esconden tras una de las obras más relevantes de la pintura española: Las Meninas de Velázquez. Para ello, como es nuestra norma, convertimos el aula en la que se desarrolló el taller en la sala de un museo en la que había expuesta una reproducción de Las Meninas rodeada de fragmentos de la misma. Unos fragmentos –rostrosbúcaroscuadros, cruces de Santiago, trajes…- que ellos tenían en su programa de mano y se convirtieron en las pistas que guiaron nuestra tarea de detectives y nos permitieron descubrir quién es quién en esta historia, el papel que tenía en la corte de Felipe IV e incluso, el secreto mejor guardado de Las Meninas, el gran enigma que después de casi 500 años sigue planteando dudas y teorías en muchos historiadores:¿Qué está pintando Velázquez? En esta ocasión la práctica consistió en realizar su versión en 3d de Las Meninas.

 

LA MONA LISA de LEONARDO da VINCI

¿Qué tienen de especial La Mona Lisa para ser el cuadro más famoso del mundo y la mayor atracción turística de Francia? Esta pregunta fue el punto de partida de una sesión en la que descubrimos muchísimas cosas. Descubriremos que la retratada era una joven de nombre Lisa Guerardini y que tenía 24 años en el momento en el que Leonardo la pintó; que el cuadro supuso una novedad enorme en la época debido al gran parecido que exitía entre el cuadro y Lisa Guerardini; que a Leonardo le fascinaba el cuadro y nunca llegó al salón para el que fue pintado porque el maestro no quiso deshacer de él y lo mantuvo a su lado toda su vida; que miremos desde donde miremos a La Mona Lisa ella siempre nos mira; que si la miramos a los ojos la boca nos sonríe más que si la miramos a la boca, aunque cuando la miramos durante un ratito a los labios la sonrisa es cada vez más amplia y bonita. ¿Será magia? Probablemente sí, pero nosotros descubriremos el truco: esto es posible por la técnica del sfumato de la que Leonardo es un auténtico maestro. Y por supuesto descubrimos por qué La Mona Lisa es el cuadro más famoso del mundo. El motivo a todos les sorprendió mucho pues más que con lo pintado tiene que ver con un robo.

.

EL CARNAVAL de ARLEQUÍN de JOAN MIRÓ

La última sesión la dedicamos a una fiesta de carnaval y es que El Carnaval de Arlequín no es sino un fantástico sueño-alucinación pintado por Joan Miró en 1924-25 en el que todos sus amigos y los elementos de su particular imaginario están invitados a una peculiar fiesta en su estudio ubicado en el número 45 de la rue Blomet aunque eso sí todos están disfrazados. Nosotros descubrimos quién se escondía debajo de cada máscara para descubrir que en el surrealismo los artistas no pintan siguiendo la razón sino que en él  todo tienen cabida. Hasta la más fantástica de las historias es posible.

.

.

Cuatro sesiones pertenecientes a la serie Mirar a través. Un cuadro. Una historia en la que utilizamos la predisposición natural que tienen nuestros chavales hacia las imágenes para acercarles algunas de las principales obras maestras de la historia de la pintura y mostrarles, desde el juego y el entretenimiento, caminos con los que descubrir lo que estos cuadros esconden, lo que estas obras nos narran.

Un ciclo de talleres que además de proporcionar a grandes y pequeños un rato delicioso observandoimaginando haciendo arte; de fomentar nuestra imaginación, capacidad de concentración memoria son una posibilidad magnífica para iniciar a los niños, de una manera absolutamente lúdica y muy divertida, en el camino hacia el disfrute artístico.

Porque los cuadros suenan, los cuadros huelen, los cuadros hablan y nos cuentan cosas… son siempre formas posibles, a la espera y búsqueda de un lector, de un cómplice. Tan sólo necesitamos un impulso, una pequeña ayuda para poder acceder a ellos y ponernos a su altura.

 

 

Te puede interesar:

Deja tu comentario


doce − nueve =