MÚSICA CLÁSICA PARA NIÑOS: Los Planetas de Gustav Holst

Aquí estoy yo, nuevamente con el calor propio de esta época en Madrid, buscando material e ideas para próximos talleres de la serie Historias contadas con música en la que el curso que hemos finalizado, entre otros muchos temas, nos sirvió para hablar de Historias terroríficas con Camille Saint Saëns y su Danza Macabra como hilo conductor (aquí); Pintar la música y crear nuestra propia exposición con Modest Mussorgsky y sus Cuadros de una exposición como guía (aquí);  Volar hasta jardines encantados con la ayuda de El pájaro de Fuego de Igor Stravinsky (aquí) o viajar a mares lejanos en donde sobrevivimos a un naufragio y escuchamos cantar a las sirenas (aquí)…  Pues bien hoy pensaba que además de los nuevos que ya tengo programados (Música bajo la lluvia y La reina de la noche nos invita a la ópera) una obra que daría mucho juego y que seguro fascinaría a los más pequeños es Los Planetas de Gustav Holst. Prometo contaros el taller pero primero me permitiréis probarlo. Mientras eso llega os dejo una introducción y la música de la obra más conocida de este compositor inglés al que tanto debe la música de cine.

.

 

Nacido en Cheltenham (Inglaterra) la afición por la música de Gustav Holst fue temprana. Hijo de un padre profesor de piano con tan solo 18 añitos ya había compuesto diversas obras entre las que se incluía una Sinfonía en do menor. Formado en el Royal College of Music de Londres a su salida de la institución tuvo diferentes empleos hasta que consiguió ser nombrado director musical de la Escuela Femenina de Saint Paul, en Hammersmith, Londres, donde estuvo dando clases a señoritas de buena familia durante más de treinta años lo que le dio estabilidad económica y le convirtió en un compositor de fin de semana y periodos vacacionales.

Y así entre clases y composiciones pasaron los años y en un viaje en 1912, curiosamente a nuestro país, el también compositor inglés Clifford Bax le introdujo astrología, un mundo que cautivó a Gustav Holst para el resto de su vida, convirtiéndose en un experto astrólogo, que incluso llegó a realizar horóscopos y cartas astrales, eso sí solo para sus amigos y le dio el tema para su obra más conocida y con la que mayor éxito alcanzó: Los Planetas

.

.

Una obra de cincuenta minutos de duración, inicialmente escrita para dos pianos que posteriormente el propio Holst adaptaría para orquesta sinfónica y estructurada en siete movimientos, dedicado cada uno de ellos a un planeta diferente.

Y, como siempre, la pregunta del millón, ¿cómo dedica la música a los planetas? ¿Nos hace una obra programática en la que nos describe las características físicas de cada uno de los planetas? No, nada que ver con esto, más teniendo en cuenta que en la fecha en la que Holst compuso esta obra las características físicas eran prácticamente desconocidas. Lo que Holst nos “narra” en cada movimiento es la significación astrológica que tiene cada planeta, dicho de manera más clara, la influencia de éstos en la mente de las personas. No os preocupéis que para los que no tenemos ni idea de astrología Holst nos ayuda un poquito poniendo una coletilla descriptora de lo que nos vamos a encontrar en la que tiene bastante que decir al carácter del dios romano (o griego) que da nombre al planeta.

Así los movimientos que componen la obra son:

1 – Marte, el que trae la guerra

2 – Venus, el que trae la paz

3 – Mercurio, el mensajero alado

4 – Júpiter, el que trae la alegría

5 – Saturno, el que trae la vejez

6 – Urano, el mago

7 – Neptuno, el místico

.

Y, ¿la Tierra?, os preguntaréis. Pues como muy bien nos explican en el blog Historia de un ignorante, ma non troppo  el motivo por el que no existe una pieza dedicada a la Tierra es porque la influencia astrológica de nuestro planeta es inexistente a pesar de que es bastante evidente que el planeta que más influye en la vida de los humanos sea el nuestro, y posiblemente también éste sea el motivo por el que ni tan siquiera se planteara escribir una pieza adicional para Plutón una vez descubierto, dado que la significación astrológica de Plutón era igualmente inexistente.

.

.

La obra tuvo un gran éxito desde su mismo estreno pero curiosamente Holst siempre consideró que la gran popularidad de esta obra relegaba a segundo plano otras obras suyas que él consideraba de mayor calidad. En cualquier caso, es sin duda su obra más conocida. Si ops parece la escuchamos.

.

.

MARTE

El que trae la guerra

.

El movimiento que abre esta suite se ha utilizado infinidad de veces en documentales y telediarios varios para acompañar noticias sobre terremotos, huracanes y otros tipos de desastres naturales… y, como no, en todo tipo de intervención armada. Se trata de una música inquietante,  amenazadora que no te deja indiferente. La música preludia algo y nos dice que no va a ser bueno …

 

.

.

VENUS

El que trae la paz

.

El segundo movimiento está dedicado a Venus, la diosa del amor y la que trae la paz.  En contraposición con el furibundo Marte Holst nos trae un música tranquila, amable, en pocas palabras bella.Los violines, junto con la flauta y el corno inglés, son los que consiguen ese aire idílico del movimiento.

.

.

.

MERCURIO

El mensajero alado

.

La música dedicada al mensajero divino es ligera, ágil, rápida… se puede sentir a Hermes (Mercurio para los romanos) poniendo mucho empeño en llevar todos los mensajes a los dioses.

.

.

.

JÚPITER

El que trae la alegría

.

Y si Júpiter es el que trae alegría, alegre es este cuarto movimiento. Alegre y solemne, no en vano estamos ante el Dios de dioses. Un movimiento con tres partes claramente diferenciadas a cuya parte central le pusieron letra y sirvió de himno, pese a que el compositor no estaba muy contento con el resultado, en las ceremonias del armisticio de la Primera Guerra Mundial. Todo un himno nacional para los ingleses.

.

.

.

SATURNO

El que trae la vejez.

 

Estamos ante la pieza más lenta de la suite. Parece que sentimos el caminar lento del viejo Saturno. Una pieza bellísima, seria y prudente como el propio planeta.

.

 

URANO

El mago

.

Quién era el mago más famoso antes de Harry Potter? Pues en el mundo de la música El Aprendiz de Brujo de Paul Dukas al que años después Disney con Mickey como protagonista se la dio a conocer a generaciones enteras. Pues bien siempre se dice que Holst nos estuvo muy inspirado y que tomó prestadas no una, ni dos sino más de DOCE ideas. A ver quién las encuentra…

.

.

.

NEPTUNO

El místico

 

Cuando os explicaba la obra os decía que se trataba de una obra concebida para dos pianos que el propio Holst adaptaría para orquesta sinfónica. Lo que no os mencionado es que en esta obra, aunque nunca lo vemos pues interviene desde detrás del escenario, también interviene un coro. Concretamente un coro femenino cuyo papel parece haberse inspirado en Debussy y sus sirenas.

 

 

Hasta aquí el post. Buena tarde.

 

.

 

Más MÚSICA CLÁSICA para niños
Los talleres de RZ100arte
Las artes plásticas del s. XX al alcance de los más pequeños

A partir de una historia, una anécdota o una experiencia personal del artista y desde la práctica y el disfrute introduciremos a nuestros niños, de una manera lúdica y amena, en algunas de las principales técnicas, escuelas o estilos que se desarrollaron en las artes plásticas del s. XX, ampliando con ello su imaginario y ofreciéndoles técnicas y herramientas con las que puedan crear, desarrollar su imaginación y por qué no, con las que puedan disfrutar del arte de cualquier época.

JugARTE: Matisse, Klee, Miró… te lo cuentan

Jugart: …. te lo cuenta utiliza la predisposición natural del niño hacia las imágenes para introducirles en el universo pictórico de un artista plástico, acercándoles a través del juego y el entretenimiento algunas de sus obras más conocidas a partir de las cuales contaremos una historia sobre la que posteriormente ellos pintarán.

Historias contadas con música

La música clásica está llena de historias fantásticas protagonizadas por bellas princesas, ogros malvados o aprendices de brujos bastante patoso. Historias sobre museos, sobre pájaros encantados o sobre ciudades en otro tiempo gloriosas y hoy sumergidas en el agua. En “Historias contadas con música” utilizaremos algunas de estas maravillosas obras para mostrar a nuestros niños que la música, sin necesidad de imágenes visuales ni de palabras, también habla y nos cuentas cosas.

Mirar a través. Un cuadro. Una historia

Un ciclo de talleres que además de proporcionarles un rato delicioso observando, imaginando y haciendo arte; de formentar su imaginación y su capacidad de concentración y memoria son una posibilidad magnífica para iniciar a los niños, de una manera absolutamente lúdica, en el camino hacia el disfrute artístico.

Las 10 obras mas famosas de la música clásica contadas para ti.

El ciclo Las 10 obras más famosas de la música clásica está concebido como un curso de diez clases para adultos que les guste la música clásica y deseen poder disfrutarla con intensidad. 10 sesiones en las que de una manera clara y con un lenguaje cercanodesmenuzaremos esas obras tan “respetadas” de la música clásica para ofrecer pautas de escucha que permitan a nuestro auditorio disfrutar y hacer disfrutar de ellas.

A través de El Jardín de las delicias

El presente taller utiliza la predisposición natural que tienen nuestros niñ@s hacia las imágenes para acercarles en el V centenario de la muerte de El Bosco, desde el juego y el entretenimiento El Jardín de las Delicias una de sus obras más significativas, conocidas y apreciadas.

Monstruos mitológicos. La mitología al alcance de los más pequeños

Una ruleta, 15 monstruos, 15 excusas para introducir a nuestros niños, de una manera amena y sencilla, en el fascinante mundo de la mitología. De cuál hablamos únicamente depende de la mano inocente que haga rodar la ruleta. Las posibilidades muchas, incluso nos puede tocar hablar de cómo la mitología griega está presente hasta en su querido Harry Potter.

Las 10 obras más famosas de la música clásica contadas para niños

¿Te gusta la música clásica? ¿Te gustaría disfrutarla junto a tus hijos, nietos, sobrinos…? Si la respuesta es sí pero no sabes cómo hacerlo, éste es tu curso. A través de juegos, videos, bailes, canciones, historias, teatros… desmenuzaremos esas obras tan “respetadas” para daros las pautas de escucha necesarias con las que disfrutar y hacer disfrutar con ellas.

Te puede interesar:

Deja tu comentario


uno × 5 =